jueves, 26 de mayo de 2011

VASOS DESECHABLES ¿QUÉ OPCIONES EXISTEN?

Cuando tenemos una reunión en casa, como un cumpleaños, cuando las empresas que se dedican al servicio de alimentación tienen que trabajar en un evento, es común ver que se utilizan vasos desechables para servir las bebidas, ya sean frías o calientes, los cuales son usados un par de minutos y luego desechados, sin posibilidad de recuperación y trasladados a los rellenos sanitarios.

En el país, el funcionamiento de los rellenos sanitarios tiende a tener muchas quejas de los vecinos, teniendo a los de Nejapa y Santa Ana como ejemplo. La mayoría de personas preferiría no vivir cerca de un relleno sanitario, pero en un país de 20,742 kilómetros cuadrados y casi 6 millones de habitantes, cada relleno sanitario que se desarrolle deberá estar relativamente cerca de centros poblados, debido a esto, lo más estratégico que podemos hacer es reducir la cantidad de desechos que necesitan ir al relleno sanitario, para que los que ya existen duren el mayor tiempo posible. Un elemento importante es la generación de productos desechables. En este rubro se encuentran los vasos desechables, el punto es ¿Cuáles son las opciones que tenemos?

Basado en el manejo después del uso, se pueden clasificar en reusables, biodegradables, reciclables y desechables, los cuales se muestran en la siguiente imagen. De cada uno se muestran las ventajas y desventajas de su uso.

Tipos de vasos, según su manejo. Dar click para ampliar
Vasos reusables: 
La mejora opción es la preferencia por vasos elaborados con materiales aptos para el reuso, ya que al aumentar la vida útil y reduce la cantidad de desechos que van a los rellenos sanitarios. Los materiales más comunes son cerámica, vidrio, aluminio y plástico de polipropileno. Aunque para uso personal y familiar, todos son válidos, para atender eventos, el tema de costo puede llevar a preferir el uso de plástico de polipropileno, adaptadas al tipo de bebidas, como los mostrados en la figura anterior. Para el caso de las bebidas frías, se encuentran vasos de polipropileno, con valor de $0.30 cada uno, mientras que para bebidas calientes, hay tazas de plástico de polipropileno, con un valor de $0.40 cada uno. Se puede pensar que las tazas de cerámica son más elegantes que tazas de plástico, lo que no se discute, pero se está comparando con los casos en los que se considera colocar vasos de durapax. Para adquirir este tipo de vasos reusables, es mejor comprarlos en tiendas especializadas en plásticos, ya que se pueden obtener mejores precios. Lo ideal es que una vez que su vida útil termine, se pueda incluso reciclar para evitar el desecho sólido.

Vasos biodegradables*: 
En esta categoría se encuentran los vasos elaborados con materiales, que al disponerse tardan menos de un año en degradarse e incorporarse al suelo, como los elaborados a base de fécula de maíz y los de papel. En el país, los vasos a base de fécula de maíz fueron comercializados por los supermercados de Wall Mart (La Despensa de Don Juan), pero no se han reabastecido, por lo que no puede considerarse una opción actual. Por otro lado están los vasos de papel, los cuales tampoco tienen una distribución masiva a nivel local. En El Salvador, el tipo de vaso desechable de papel que se comercializa tiene además encerado, es decir, contiene una fina capa de plástico de polietileno para evitar daño con el líquido, que es usado principalmente para bebidas frías en los negocios de comida rápida, aunque también hay variaciones diseñadas para bebidas calientes. La desventaja es que al ser un material mezclado (papel y plástico), no se puede reciclar y es más difícil su degradación.

Un punto importante que se debe destacar es que aunque el papel tiene un tiempo de degradación menor corto que el plástico, requiere de madera para su fabricación (entre 25 y 27 gramos por vaso), requiere 3 veces más energía y genera 50 veces más descarga de vertidos que el proceso de fabricación del vaso de plástico.

Reciclables: 
Los vasos de plástico no son biodegradables, puede tardar hasta 1000 años en dividirse en moléculas sintéticas, pero están siempre presentes. Para generar cada tonelada de vasos se requiere de 2.2 toneladas de petróleo, hasta 300 kWh de electricidad, 4000 litros de aguas residuales, entre otros impactos, por lo que descartar cada vaso influye en la disponibilidad de recursos para otros usos. Sin embargo, estos efectos son reducidos drásticamente si se separan los vasos de plástico después del uso, que adicionalmente puede generar un ingreso extra por la venta. Existen vasos de plásticos de diferentes tipos, para diferenciarlos se debe observar el texto y número que tiene el símbolo de reciclaje del empaque.

En el país se pueden encontrar vasos de polietileno de baja densidad (LDPE, tipo 4), de polipropileno (PP, tipo 5) y de poliestireno (PS, tipo 6), con precios alrededor de $0.95, $1.90 y $1.15 respectivamente, para los paquetes de 25 unidades de 12 onzas. Comparando estos tres tipos de materiales, se considera que es mejor preferir los de polietileno de baja densidad (LDPE, tipo 4), ya que además de ser los de menor costo, tienen menor peso y existen empresas locales que lo reciclan, en el caso de los vasos de polipropileno (PP, tipo 5), son los más caros, al ser tener mayor dureza y peso, lo que es lógico, considerando que es el material del que están hechos los vasos reusables, pero para utilizar descartables; en el caso del poliestireno (PS, tipo 6), aunque es más barato que los de polipropileno, no existen empresas que lo reciclen en el país. Para tener un mejor apoyo a una iniciativa de reciclaje, se coloca un listado de empresas que reciclan este tipo de material en el país.
Empresa
Ubicación
Teléfono
LDPE, tipo 4
PP, tipo 5
AVANGARD
Soyapango
2297-5856
X
X
INDUREC
Ilopango
7885-9733
X
X
INSOEX
Soyapango
2227-1612
X
X
Industrias Cayahuanca
San Salvador
2225-0901
X

Salinas Rivera, S.A. DE C.V.
Zacatecoluca
2334-0654
X


Vasos desechables:
Se consideran vasos desechables los vasos elaborados a partir de poliestireno expandido (EPS, tipo 6), también llamado durapax, que teniendo los mismos impactos que los vasos de plástico de otros tipos, en el país no existen empresas que puedan reciclar este tipo de material, por lo que se dispone, en el mejor de los casos, en los rellenos sanitarios. Por lo anterior, debería considerarse la última opción al momento de elegir vajillas, en este caso vasos.

Análisis de costo
Los vasos más baratos por unidad son los vasos de poliestireno expandido (EPS, tipo 6), con un costo aproximado de $0.85 las 25 unidades de 25 onzas, es decir que tiene un valor de $0.034 por unidad. Si se compara con los vasos reusables, con un valor por unidad de $0.30, se puede decir que en 9 eventos o usos, se recupera el costo económico de la compra, lo que es bajo para una empresa que se dedica a dicha actividad y genera un valor agregado al tener una mejor presentación del servicio, además de ahorrar el tiempo requerido para hacer las compras de material descartable.

En síntesis, se tienen más ventajas económicas y medioambientales al usar vasos reusables; los vasos biodegradables en este momento no tienen un mercado amplio en el país, por lo que no es una opción real; usar vasos de plásticos reciclable, como Polietileno de baja densidad (LDPE) y Polipropileno (PP), se utiliza un material con potencial de recuperación, al existir empresas que lo reciclan, aunque si no se hace, los potenciales beneficios desaparecen, aún así no es la opción de menor costo; el uso de vasos de Poliestireno expandido (EPS) o durapax deberían ser la última opción, ya que no son biodegradables y no existen medios locales para su recuperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada